El E-Commerce y los Pure Players. Ni se les conoce ni se les espera.

Nos dejamos engañar. Una manipulación de dos y tres cuartos que internet nos ha dejado ver, nos ha dejado pasar a su terreno pero que con lo más básico no ha podido todavía. La tradición del ser más necesario para el ser humano como la alimentación  no está pudiendo todavía conseguir y arrebatárnoslo de las manos.

La alimentación cuenta con la confianza de los supermercados tradicionales que ya dejaron paso a los grandes almacenes de alimentos y que los de toda la vida subsisten por tanto como pueden día a día. Un cambio, un paso obligado en la cima por la globalización y el siguiente eslabón. El de ahora, es el comercio online.

Comprar por internet se ha convertido en el arma de doble filo para las cadenas de supermercados y por tanto para el negocio de la venta de alimentos en todo el mundo. La reconversión hacia un tipo de Empresa necesario en el silgo XXI de la tecnología y la consagración y la puesta en escena en este caso de los Pure Players. Bienvenidas empresas que se dedican al comercio electrónico online de productos. Entre ellos encontramos a Amazon, Globo, Carritus.com …. Una serie de nuevas empresas de este servicio innovador y que ha dejado proyectados como actúa el cliente y la compra y venta de los productos e integración de estos por parte de una empresa. Más reciente la creación de unos supermercados sin cajeros y sin pasar por caja como el proyecto ya real de la empresa de Seattle.

grupolomar-ajomalla

El dato es directo, las ventas en el plano online no superan el 1%. Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente existente del gasto en el último año 2016, se expone  la cantidad de 67 millones de euros en alimentación. Y de ese, solo se extrae 0,9 % en productos en online. ¿Dónde está el error?

Reino Unido muestra un hasta un 7,3 %, Francia un 5,3 % y Corea del Sur crece hasta un 20% de las ventas online en alimentación. Unos datos que dejan a España en el vacío absoluto y sin saber por qué. O si.

Aquí proviene el termino E-Commerce. Las empresas facturan determinados productos a través de manera online por un porcentaje dividido en dos dispositivos. Un ordenador y un móvil. En el primero se ejecuta un 70% de la compra, mediante que en el segundo un 30%.  De toda la alimentación que se vende de manera online el 44% son frutas y verduras y el 37 % deriva hacia carnicería y pescadería. Esto es el E-Commerce, la venta y compra de productos mediante internet en distintas plataformas.

La manera por tanto de que estos datos lleguen a buen puerto en España se basa en unas prácticas puntuales que están dejando de lado al comercio de la alimentación en la clara desconfianza del cliente. Esa desconfianza proviene bajo: fecha de caducidad del producto, el no poder ver el artículo en vivo, el propio aspecto de éste e incluso el trato humano. Todo ello se conjuga y mata por completo al comercio electrónico de la alimentación. Además estamos rodeados de supermercados, cada cinco minutos tenemos uno incluso debajo de casa, y por que no de vez en cuando darte un paseo y dejar la serie de HBO un rato. Parece que lo de precio más barato y rápido, no cuadra todavía con la confianza del público español. Será un engaño.

Un mercado difícil de implantar en nuestro país, pero que no se rinda. Al final se impondrá. Sólo hay que darle una vuelta de tuerca.

Anuncios

El consumo se mantiene y el precio sube en la alimentación española.

 

La pregunta del siglo, cuánto consumimos y cuánto producimos. Desde el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente nos hacen llegar unos datos que dejan un poco estupefactos a aquellos que creen que la economía va bien y salimos de la crisis.

Encontramos la ficción como algo de las películas y los sueños pero se convierte en realidad ocasionalmente y los datos que vemos del consumo de la alimentación en España pone un poco los pelos de punta. Con el último informe elaborado de 2016-17 el gasto y el consumo rompen barreras con años anteriores con un -0,7% menos que en etapas pasadas. En este ámbito los hogares españoles compran más pero no un gran volumen, si asciende con años como hace dos o tres con la crisis haciendo mucho daño al consumidor. El precio ha aumentado un 0.8% más en este año, se compra más caro y se está dispuesto a hacerlo. ¿De verdad? La mente del ser humano esta completamente bloqueada porque los sueldos siguen siendo miserables. Como que compramos más caro y nos da igual… Lo dejamos en puntos suspensivos.

Punto y aparte de esta introducción nos quedamos con las cifras globales de gasto en alimentación. Un total de más de 67 millones de euros. Un incremento del 0,1% más que el año anterior que subió hasta un 0,9% en comparación con 2014. El año de no salir de casa ya que bajó hasta -3,4%. Aquí la crisis nos dejaba muy tocados.

Entre los productos que más hemos consumido es el agua embotellada, sin ella no podemos vivir claro está, con un 5%. El siguiente sorprendentemente, para un servidor, son los platos preparados con un 4,2 % y después el vino. ¿Y dónde podemos encontrar nuestro producto, las cebollas? Pues las hortalizas se sitúan en el siguiente eslabón junto a las patatas frescas con un 1,3%. Y dentro de ello, estas cebollas ¿Qué tanto por cien suponen? Pues estamos ante un valor de 3.1 % pero un volumen de menos de 0,1%. Datos no muy positivos siendo España la productora en Europa más grande delante de Países bajos. Sólo superados por China y Estados Unidos. Los dueños del mundo.

La cebolla y las hortalizas han sufrido un descenso del 0,45% aunque se mantiene estable. Eso si, el precio sigue subiendo en más del 3%, provocando un crecimiento del valor de mercado del 2,8%. En términos de volumen, las patatas frescas es el producto con mayor peso dentro de hortalizas frescas, asumiendo un 27,3% del volumen total en 2016. En importancia le siguen los tomates (17,2%), las cebollas y los pimientos (6%).

 lomar-cebollasrojas

Nuestras cebollas se colocan en una posición correcta y seguimos al alza pero no con unos datos que dejen tranquilo a un productor. El producto se consume, pero no como antes, debido a un alto precio en el que han convertido a este los distribuidores debido a la ley de la oferta y la demanda. Ese destino son hipermercados, supermercado… predominando el canal de la tienda tradicional. Seguimos manteniendo el tipo eso si. Quedando en duda el comercio electrónico del que hablaremos en el siguiente post, ya que deja mucho que desear este servicio poco consumido y utilizado por el consumidor vía online que no satisface las necesidades. ¿Dónde está el problema?

Compra y venta de semillas: lo último del comercio electrónico.

Lo ultimo de lo último. Sabíamos que Internet es el mundo sin fin, el nuevo Big data de la comunicación desde hace ya más de 20 años, pero su evolución y desarrollo sigue sorprendiendo a aquel que navega por la red y que encuentra diversas prácticas de comercio que no dejan indiferente a nadie. Compramos de todo y lo queremos todo con un clic,  y eso es posible, hasta con diferentes servicios que por un módico precio al año te llevan tu compra en el mismo día o al día siguiente. Más fácil y rápido imposible.

¿Y que tiene que ver esto con nuestros productos de alimentación? Mucho. Lo viral y lo sobrenatural en Internet es común, y en ello encontrarnos la venta de semillas de cebolla , que nos ha dejado anonadados…

 cebollas

Si quiere fabricarse en su huerto una cebolla multicolor, de una forma, tamaño gigante y de producción nacional es posible. Ah, y en menos de 48 horas en su domicilio. Simple comercio que arrasa con la producción y venta. El lo quiero y lo tengo es real y ante cualquier cosa. No hay límites.

 La cebolla es un producto que se produce y comercializa de manera habitual en España y todo el mundo. En nuestro país se producen más de 35 mil toneladas de cebollas. Aunque incluso es menor que en otros países como México que arrasa su cifra con más de un millón.

El comercio electrónico supera los límites previstos por todo aquel que se atrevía a dar un pronóstico de datos de crecimiento de esta actividad que todo el mundo adora. Es así. No deja de multiplicar los datos, y el crecimiento en 2017. Aunque si hay que tener en cuenta que en el mundo de la alimentación y de hortalizas y verduras este dato de crecimiento se aleja de las expectativas ya que estamos en un proceso lento y que no sumerge una magnitud estable entre los clientes ni los proveedores ni tampoco los productores, con unas cifras de menos del 0,7 % de ventas en el último año 2017.

Un eslabón que parece estancarse en el ámbito de la alimentación pero sigue sorprendiendo su negocio y las alternativas para comercializar con estas semillas por menos de 10€. Estancamiento o declive, pero con muchas ideas.

 

¿Te molesta el olor a ajo en tu aliento? Este truco para eliminarlo te ayudará

grupolomar-ajoenmallaLe atribuyen muchos beneficios, es un ingrediente fundamental en nuestra dieta, pero el ajo puede ser un enemigo en las distancias cortas. Este alimento, que previene varios tipos de cáncer y mejora los niveles de azúcar en sangre, suele dejar un aliento desagradable. Un problema para el que los científicos pueden haber hallado una solución.

En este artículo de http://www.abc.es del que nos hacemos eco, nos explican los resultados de una investigación,  para tratar de erradicar este problema, publicada en «Journal of food science», por dos investigadoras del departamento de Ciencias y Tecnologías de los Alimentos de la Universidad Estatal de Ohio (E.E.U.U.) .

«El ajo tiene un olor imperceptible antes de ser triturado, pero una vez que se lo corta o lo tritura emite un fuerte olor característico del glucósido de azufre de ciertas plantas»,  dicen Rita Mirondo y Sheryl Barringer, las autoras del estudio. «Ese olor puede persistir durante casi 24 horas. Por ello es importante encontrar formas y mecanismos para desodorizarlo».

Para intentar eliminar el olor, Rita Mirondo y Sheryl Barringer estudiaron varios alimentos que pueden combatir el olor del ajo. Entre estos alimentos se encontraban el té verde, la hierbabuena (cruda y como bebida), la manzana y la lechuga tanto cruda como calentada en el microondas. Para intentar demostrar su eficacia, los participantes en el experimento masticaron ajo durante medio minuto y después se les dio a probar estos remedios naturales.

No todos dieron el resultado esperado. De hecho, el té verde no consiguió minimizar el olor. Sin embargo, el experimento demostró que masticar hierbabuena es el remedio más eficaz.

«La manzana cruda, la lechuga cruda y las hojas de hierbabuena redujeron significativamente todos los volátiles del aliento a ajo. Sin embargo, las hojas de hierbabuena tuvieron un mayor nivel de desodorización que la manzana y lechuga crudas», se explica en el informe publicado en «Journal of food science».

Así que, la conclusión podría ser, que las hojas de hierbabuena se pueden convertir en tu mejor aliado contra el mal aliento del ajo.  ¿A qué esperas para probar este truco?

Cómo optimizar las propiedades saludables del Ajo

Son múltiples los beneficios que los ajos tienen en nuestra salud gracias a su consumo como aderezo en multitud de platos de la cocina mediterránea. Pero es imprescindible “afinar” su compra, almacenamiento y forma de cocinarlo si queremos optimizar sus beneficios.

Muestra de ello es el artículo publicado en la web Econoticias, donde nos destacan siete errores comunes que cometemos a la hora de introducir el ajo en nuestra recetas culinarias, y cómo podemos resolverlos. A saber:

1. El ajo, de origen controlado

Si no sabes el origen de lo que compras te arriesgas mucho. Muchas plantaciones de ajo no tienen los controles necesarios para asegurar que el producto es saludable, así que sin duda elegir ajo de marcas como Grupo Lomar, que vigila todo el proceso de platación, recogida y distribución hasta el punto de venta, es una muy buena inversión en salud y seguridad alimentaria.

Lomar-Ajos

Uno de los usos del ajo es que puede ayudar a eliminar el plomo del cuerpo humano, ya que lo absorbe naturalmente, pero esta ventaja tiene su contrapartida negativa, ya que si las tierras de cultivo, los fertilizantes o los químicos que se usen tienen plomo, el bulbo puede bioacumularlos.

El ajo también se emplea para ayudar a las personas que tienen problemas de absorción de yodo a nivel tiroideo, pero si durante su crecimiento estuvo expuesto al bromuro de metilo (un elemento frecuente en varios pesticidas) el efecto puede ser contrario a lo esperado y podría bloquear la absorción de este mineral.

2. Tan importante como la materia prima, su almacenamiento

Algunas personas lo refrigeran, otros lo dejan a la intemperie o lo guardan en bolsas cerradas, pero eso es un error. Los ajos se conservan mejor si se los coloca en una bolsa de malla con la adecuada ventilación y se los mantiene en un lugar oscuro, fresco y seco. De esta manera, se conservan de tres a cinco meses.
grupolomar-ajoenmalla

3. ¿Plantarlo o conservarlo?

Si bien es cierto que es muy raro tener que tirar el ajo a la basura si se lo almacena de forma adecuada, también hay una forma muy práctica de guardarlo: pelarlos, lavarlos y congelarlos, ya sea cortado o en dientes o colocarlos en aceite en un frasco tapado.

Por otra parte, nunca deseches un diente por la sola razón de que se ha brotado. Muchos nutrientes se potencian cuando esto sucede, pero si no tienes costumbre de usarlo de esta forma, simplemente plántalo y ponlo cerca de otras macetas, será un excelente plaguicida natural.
grupolomar-ajobrotando

4. El engorro de pelarlo

Hay maneras fáciles de pelar varios dientes de ajo a la vez. Aplasta el bulbo con la palma de tu mano, colócalo en un frasco con una tapa y sacúdelo con fuerza, las cáscaras se desprenderán.También puedes colocar los dientes en una taza de agua caliente por unos minutos y casi se pelarán solos.
Si tienes que mondar solo un diente de ajo, antes de proceder a hacerlo, colócalo en una superficie plana y aplástalo con la parte ancha de una cuchilla, con esto lograrás que la piel se despegue con mucha mayor facilidad.
Os dejamos también la entrada previa a uno de nuestros post con un vídeo explicativo para hacer más fácil este proceso (La improvisación, ¡al poder! (pelando ajos))

5. ¿Pelar y cortar? Noooo

El ajo contiene dos componentes muy importantes, la alinasa y la aliina que se convierten en alicina cuando se expone al oxígeno; esto sucede en cuando cortamos o aplastamos los dientes. Pero lo que debes saber es que éste es el elemento más preciado de ajo, ya que es un potente antioxidante y antibiótico.
Incluso si vamos a cocinarlo, es importante que el proceso de generación de alicina esté completo antes de emplearlo. Un consejo fundamental: jamás se deben tragar los dientes de ajo, enteros, ya que éstos normalmente tienen el tamaño del diámetro del esófago humano y podrían quedarse atorados y al no estar cortados, no contendrán alicina.
El error en que se suele incurrir es pelar y cortar los ajos para consumirlos inmediatamente, ya que este proceso requiere de 5 a 15 minutos para completarse. Así que para tomarlo crudo lo ideal es dejarlo al menos 15 minutos a temperatura ambiente, una vez que lo trituramos o troceamos.

grupolomar-ajoreloj

6. ¡Ni se te ocurra quemarlo!

Por su naturaleza delicada y muchas veces porque lo troceamos de forma muy menuda, si nos descuidamos los ajos se queman. Cuando tengamos que realizar una preparación que necesite rehogarlos, lo mejor es que se echen en el último momento, ya que se cocinan con mucha rapidez.
grupolomar-ajosquemados
Si va a hornear lo mejor es mezclar el ajo con otro ingrediente más untuoso (aceite o mantequilla) con el fin de que éste lo proteja y no se ennegrezca, ya que puede perder sus propiedades y además darles un sabor amargo a las comidas.

7. El olor siempre te perseguirá…
O hay ninguna necesidad de ello. El perejil, las semillas de hinojo y el aceite esencial de menta pueden neutralizar los compuestos de azufre (que son los que huelen mal) que se desplazan rápidamente a través del cuerpo, salen con la sudoración y contaminan el aliento.

Porque comemos con los ojos…¡arriba el morado (como en las cebollas, claro)!

Aunque es una cosa en la que nunca nos paramos a pensar, la comida que consumimos no solo la ingerimos por el sabor que pretendemos que vamos a degustar, ni por el aroma que esta desprenda. Muchas veces, es la vista la que nos hace o no apetecible un plato.

Y es que ya lo dice el refranero español, eso de “comer con los ojos” a algo (o a alguien, 😉

Fruto de ello en la sección de yodona del periódico El Mundo, gracias al chef de Diurno, Luis Miguel Moreno, se nos apunta cómo la comida “morada” tiene propiedades saludables para nuestro organismo.

Pasando por la uvas o las berenjenas, y sin olvidarnos de la remolacha o la lombarda, este cocinero español nos desataca la cebolla morada como alimento perfecto para reducir los niveles de glusosa en paciente con diabetes.

MORADA-LOMAR

La ingesta del tubérculo de manera cruda, unos 100 gramos al día, es beneficiosa en este sentido debido a su contenido en flavonoides y azufre.

Así que ya sabéis: darle un poco de color a vuestros platos y no os olvidéis de añadir una nota morada a vuestra creaciones…

 

La improvisación, ¡al poder! (pelando ajos)

La tarea de ponerse a pelar ajos, aunque le resultado final sea el conseguir un gran aderezo para nuestros platos, hay a mucho y muchas que les da tanto pereza que prefieren sustituir este ingrediente por otro o incluso comprar el ajo en polvo y evitarse de este “suplicio”.

por nuestra parte, os proponemos una opción fácil y sencilla para evitar este trámite. ¡Y accesible económicamente para cualquier bolsillo!

Gracias a esta nota que hemos encontrado en Gastronomía&Cia, y el aporte realizado por el cocinero Jaime Oliver, este chef nos ha dado una respuesta a través de uno de sus vídeos de trucos de cocina en un minuto y queremos compartirlo con vosotros por si queréis ponerlo en práctica.

Ya en el título de este escrito os hemos avanzado el sistema, simplemente se trata de cortar el dedo de un guante de goma, del clásico guante para fregar, por los dos lados, de modo que se obtiene un cilindro.

En el video podéis contemplar lo comentado. Por un lado explica cómo pelar el ajo con un cuchillo, empezando con un corte por el núcleo y sin levantar el cuchillo, tirar del diente para empezar a separar la piel, y después muestra el truco del guante de goma para pelar el ajo en unos segundos.

Ya nos contaréis cómo os ha resultado si probáis este truco para pelar ajos en vuestra cocina, y también esperamos que nos contéis cuál es vuestro sistema preferido para pelar ajos.

Lomar_VideoPelarAjos_Gastronomia&Cia

Que el calor no te haga cambiar de hábitos

Con la llegada del verano muchos de nosotros, como consumidores, pensamos que ciertos alimentos que en invierno mantenemos fuera del frigorífico en verano debemos de meterlos en la nevera para mantener sus cualidades o, al menos, para que no se estropeen y halla que tirarlos.

Para eliminar esa tentación desde el blog de MujerHoy nos indican una serie de alimentos en los que no debemos variar los hábitos de mantenimiento en nuestras cocinas. Y uno de ellos son las cebollas y los ajos…

grupolomar_calor

En el caso de las cebollas donde mejor están es enteras y fuera del frigorífico, en sitios secos y bien ventilados, nunca cerca de las patatas. Sobre todo porque Las cebollas emiten gases y humedad que estropean a estas últimas. Incluso, si están ya peladas y picadas puedes congelarlas, aunque sólo servirán para guisos, no para tomarlas crudas.

Y en el caso de los ajos, estos también se conservan mucho mejor fuera del frigorífico, a oscuras, en sitios secos en los que circula el aire. ¿Por qué a oscuras? Porque la luz hace germinar los bulbos y claro, los queremos para comer no para germinar, 😉

Para “bucear” (y no llorar) entre cebollas

Dejando a un lado todos los beneficios que uno obtiene utilizando cebollas como aderezo y/o acompañamiento de sus platos en la cocina, caso aparte es la molestia que uno sufre cuando tiene que pelarlas y las lágrimas empiezan a brotar por las mejillas.

Sin embargo, a “grandes males, grandes remedios, como dice el refrán, ;). Pues tal y como nos apuntan desde el blog de MujerHoy, uno siempre tiene “danzando” por los cajones de casa esas viejas gafas de bucear a a punto de tirar que siempre pueden ser útiles en la cocina.

Y es que siempre pueden ser usadas para que su “factor lacrimógeno” (FL) no nos haga llorar. Lo de cortarlas bajo el grifo de agua fría -que también evita las lágrimas- no es tan buena idea porque muchos de los nutrientes se van por el sumidero.

Lomar-llorando-pelando-cebollas

No, no hay que llorar al picar cebollas, porque son uno de los alimentos más sanos del mundo. En España, uno de los principales productores mundiales, consumimos la friolera de 340 millones de kilos al año (datos de 2014), y es para estar felices. Porque las cebollas no sólo tienen más antioxidantes que el ajo, los puerros, lo tomates o las zanahorias, sino que se llevan la palma absoluta en quercitina, ese apabullante antioxidante que ha demostrado efectos antialérgicos, antiasmáticos, antiinflamatorios y que, incluso, ¡¡ayuda a controlar la obesidad porque evita la formación de células grasas!!

Pero eso no es todo, porque las cebollas te aportan compuestos de azufre –¡lo que explica su olor tan fuerte!– que ayudan a reducir el riesgo de varios tipos de cáncer; a controlar los niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en sangre; a prevenir la osteoporosis y mejorar el tejido conectivo e, incluso, a evitar infecciones.

Siempre formando parte de ensaladas, gazpachos, sofritos, estofados, cocidos, guacamoles… las cebollas (sobre todo si son de Grupo Lomar) sin duda serán estrellas principales de tus platos

El ajo desde la Antigüedad…

Si bien el ajo no es un alimento 100% autóctono de nuestro país, lo cierto es que como emblema de la cocina mediterránea es un aderezo para muchos de nuestros platos, de norte a sur de la Península.

Muestra de ello es el artículo publicado en La Vanguardia donde se hace un repaso por la historia de este bulbo y cómo ha llegado hasta nuestros días como uno de los reyes d ela cocina tradicional y de la moderna.

Y es que España huele a ajo porque es el país Europeo que más y mejor ha introducido el ajo en su recetario y no se entendería la gastronomía española sin su aroma. España y el ajo caminan juntos en una unidad de destino en lo universal y fueron los súbditos españoles los que introdujeron el ajo en América. Y todo ello, tal y como os apuntábamos en el primer párrafo, el origen del ajo no es español. Como tantos otros productos que son el pan nuestro de cada día, el ajo llegó de Asia Central y entró en el Mediterráneo desde los puertos de Egipto.

Las magníficas propiedades culinarias del ajo han ido del brazo de las capacidades curativas de una planta que desde sus orígenes le ha sido otorgada poderes mágicos. Los sumerios lo empleaban para espantar a los insectos, los egipcios lo suministraban a los esclavos como vigorizador y en Grecia se ingería para evitar el tifus y la cólera.

En la actualidad, muchos profesionales de la medicina alternativa recomiendan el uso del ajo negro – de origen japonés – para prevenir la diabetes, la hipertensión y la hiperlipèmia. Entre sus poderes, más cinematográficos que reales, está su capacidad para ahuyentar a los vampiros y otra gente de mal vivir. Los poderes del ajo para espantar a los no muertos es más una falacia centroeuropea que una verdad mediterránea, aunque no son pocos los supersticiosos que tienen colgada una ristra de ajos detrás de la puerta por si las moscas.

La lista de recetas españolas en la que el ajo tiene un papel principal o secundario es enorme, pero como “sobre gustos no hay nada escrito”, es de justicia destacar entre todas las recetas hispanas el Ajoblanco, una sopa de origen extremeño y andaluz anterior a la llegada de los tomates a España. Con 200 gramos de almendras blancas, 100 gramos de migas de pan, dos dientes de ajo pelados, un litro y medio de agua fría, 200 ml de aceite de oliva y una cucharada de vinagre, se obtiene una de las grandes sopas frías del mundo.

Pero no todo en el ajo es positivo: Los besos con sabor a ajo han sido la causa de innumerables historias de amor fallidas…