Cebollas

El consejo del día: nunca dejes una cebolla dentro del frigorífico…

No, no te asustes. Ni esta va a explotar ni va a estropear el resto de tus alimentos en la nevera. Quizás sólo “impregnará” de su aroma el resto de los alimentos…

Pero, hablando ya más en serio, dependiendo del alimento del que se trate la nevera puede reblandecer o endurecer cierto tipo de alimentos, debido en parte al agua que estos tengan en su composición.

MORADA-LOMAR

Así nos lo apuntan desde The Huffington Post donde nos recomiendan un lugar oscuro, fresco y seco para una mejor conservación de nuestras cebollas.

El hecho de colocarlas en el frigorífico provoca que estas se reblandezcan al e incrementan la composición en glucosa del propio bulbo.

Así que, en vez de en la nevera, lo que debemos hacer es guardar las cebollas, rojas o blancas, en la misma red en la que venían, en una buena despensao lugar ventilado.

La temperatura idónea es entre los 7 y los 10ºC (justo por encima del nivel de refrigeración) o en su defecto a temperatura ambiente. Y nunca, nunca nunca hacerlo en una bolsa de plástico, ya que necesitan aire para respirar.

Y si es posible no “maridarlas”, por lo menos en su conservación, con las patatas, porque éstas generan una humedad que pueden acelerar su descomposición.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .