Cebollas·Lomar

Cebollas híbridas: todo un mundo…

Blancas, amarillas, rojas, esféricas, semiaplanadas; las cebollas constituyen una de las hortalizas básicas en nuestra alimentación y nuestra cocina. Lo que, a simple vista, parece una estructura simple: disco basal del cual parte el sistema radicular y en el cual se insertan las hojas que irán engrosando en su parte inferior hasta formar el bulbo, conlleva un minucioso proceso de mejora vegetal que requiere una gran inversión de recursos humanos, técnicos, económicos y agronómicos.

Así nos lo explican en Agronews Castilla y León, web de actualidad agraria destinada a los propios profesionales del campo y desde el conjunto del medio rural.

En una de sus entradas nos explican como para formar bulbo la cebolla depende de la duración del fotoperiodo, de tal forma que según latitudes, las cebollas, a nivel mundial, se clasifican en: cebollas de día corto, cebollas de día intermedio, cebollas de día largo y cebollas de día muy largo. En España, dada nuestra latitud, la cebolla que producimos es la de día intermedio (14 horas de luz y 10 de oscuridad durante formación del bulbo) y atendiendo al ciclo y calidad de piel se dividen en Spring; Babosa; Liria/Medio grano; Recas Mercado y Recas conservación.

Tanta variedad de tipos a escala global y nacional, supone una elevada complejidad a la hora de realizar mejora vegetal. Si a ello añadimos criterios de mejora intrínsecamente agronómicos tales como: rendimiento, precocidad, tolerancia a subida a flor, resistencia a enfermedades, calidad de piel, conservación y sabor; el proceso de selección y obtención se complica enormemente y requiere de mucho tiempo.

Una vez éstos híbridos han resultado exitosos en los ensayos establecidos por todo el planeta, los productores proceden a multiplicar la semilla para entrar, definitivamente en fase comercial. Todo un proceso que puede suponer un periodo de 12 a 17 años.

Gracias a ello, en GRUPO LOMAR tenemos variedades de cebollas que van desde la clásica pasando por la dulce, la amarilla, la blanca, la francesa, la morada o la chalota. Para todos los gustos.

GrupoLomar_VariedadesCebollas

Como se puede ver, un híbrido lleva mucha inversión detrás, pero a cambio proporciona satisfacción a toda la cadena agroalimentaria, especialmente en unos mercados cambiantes y muy exigentes. Un ejemplo de este proceso de desarrollo en cebolla es la nueva  gama de cebollas genéticamente dulces que están ahora de moda en búsqueda de nuevas sensaciones. En fin, todo un mundo…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.